miércoles, 13 de enero de 2010

EL MANUAL DE ÉTICA PERIODÍSTICA DE LA NACIÓN... JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA


4 de mayo de 1997
http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=68229
XXIII Feria del Libro
Se presentó el Manual de Estilo u Etica periodística de La Nación


El compromiso del periodismo con los valores éticos y la necesidad de evitar la tentación de ocupar el lugar de los poderes constituidos fueron algunas de las claves que arrojó la mesa redonda sobre periodismo y ética, que reunió a más de 400 personas en la Sala José Hernández de la Feria Internacional del Libro.

La convocatoria respondió a las expectativas derivadas de la presentación del Manual de Estilo y Etica periodística de La Nación y reunió a Magdalena Ruiz Guiñazú, Nelson Castro, Mariano Grondona y Joaquín Morales Solá.

Los desafíos que enfrenta hoy la actividad periodística, con las amenazas de la corrupción y del excesivo protagonismo que en algunos medios asumen determinados periodistas, fueron analizados con precisas intervenciones, en la mesa redonda coordinada por el secretario general de Redacción de La Nación , Fernán Saguier.

"Es una satisfacción poder presentar el fruto de un trabajo que sintetiza la trayectoria de muchos años de independencia, pluralismo y objetividad, dijo Saguier al iniciar el acto. "Lo hacemos para echar luz sobre un tema que cobra actualidad: el sano ejercicio de nuestra profesión".

Y añadió:"Somos conscientes de que en los tiempos que corren, el descrédito público golpea a dirigentes e instituciones por igual, por lo que decidimos poner el acento en el carácter principista de nuestro trabajo"
, en referencia al compromiso que implica la presentación de las normas éticas del diario.

Un poco más lejos de los panelistas se ubicaron los autores del manual;Octavio Hornos Paz, quien durante varios años fue secretario general de Redacción y hoy es l asesor de Dirección y Nevio Nacinovich, quien a lo largo de muchos años se desempeñó como corrector, cronista, redactor y encargado de la mesa de Lectura.

"En momentos en que la opinión pública señala a la corrupción como uno de los males de esta hora, ¿qué estamos haciendo los periodistas para enfrentar este flagelo?", fue la pregunta que abrió el debate.

Ruiz Guiñazú:
Por suerte, no todos los periodistas somos iguales. Benjamin Bradlee, que fue secretario de redacción del The Washington Post, dice y este manual lo cita que un diario debe respetar el buen gusto y la decencia, y evitar la procacidad "a menos que su publicación sea tan esencial para una crónica que su sentido se pierda sin ella". Esto nos preocupa, frente a la evidente frivolización que ha entrado en los medios masivos, donde se mezclan la sinrazón y la obscenidad, que está en mostrar las bajezas humanas en todos sus detalles, el regodeo en los abismos del alma, el goce en repetir hechos que degradan al hombre. Se puede hablar, pensar y escribir sin dar la vida por una mayor tirada de ejemplares o por un rating, ni vender la actividad al mejor postor.

Morales Solá: El mundo ha cambiado los conceptos de participación y de control social. Y los periodistas no nos salvamos de ese control, pero lo vivimos con mayor comodidad porque hemos conseguido con excepciones muy claras preservar el crédito social. Eso tiene un aspecto bueno, que es el reconocimiento social de nuesta labor, y otro malo, si este proceso se encauza hacia un excesivo protagonismo del periodismo. Es incorrecto decir que somos el "cuarto poder", pero sabemos que una noticia publicada es mucho más rápida en la solución que una queja en una sede judicial. Pero cuando los medios reemplazan a las instituciones, por la crisis de representatividad de los poderes públicos es muy riesgoso. El protagonismo del periodismo en la Argentina es excesivo. Bradlee advierte: "Nosotros no somos la historia, apenas la contamos". Si todos leyéramos esta frase cada mañana, le ahorraríamos a la profesión.
El abecé del periodismo

Grondona: Me parece importantísimo, primero, distinguir entre los géneros, porque eso es el abecé de la ética periodística. Lo importante es que el lector sepa cuándo le están ofreciendo una crónica, que cuenta los hechos, y cuándo una opinión. En este manual se lee que "algunos medios no separan la información de la opinión", esto se presta en los mejores casos a confundir al lector y, en los peores, a manipularlo. En cambio si el diario separa la información de la opinión, el lector sabe se puede proteger de esa opinión para salvar la propia. La credibilidad es una avenida de dos manos. La gente no cree sino en el que cree en la gente: cuando ve que uno apuesta a ellos, le creen.

Castro: Creo que el estilo y la ética van de la mano. Quien respeta los valores éticos sabe que está cumpliendo una función y no quiere tomar una ventaja espuria en pos de la competencia. Cuando alguien no tiene estilo, tiene un comportamiento no ético, y eso lo vemos a las dos de la tarde, cuando escuchamos un festival de procacidades. En los medios la educación es parte importante de su cometido, aquel que lo promueve está faltando a la ética.

Los periodistas sólo cumplimos con nuestra función cuando somos contrapoder, no cuando estamos contra el poder:el poder es hegemónico, expansivo, intolerante y absolutista. Nuestro trabajo es precisamente lo contrario;es escuchar a todos cubriendo todos los aspectos de la información y respetar todas la opiniones por igual.

Ruiz Guiñazú: Hoy se han subvertido los valores y resulta que ser honesto es una rara virtud. Si nos preguntan cómo hacer para luchar, no dejarse comprar, hay que decir:"no estamos a la venta".

Morales Solá: Para poder hablar de ética periodística, primero hay que saber dónde estamos parados, e identificar su tres peligros principales: la corRupción, el protagonismo y la ocupación del lugar del Estado.

Grondona: El mundo de los valores está allí afuera; el estilo de cada uno consiste en la manera personal de recoger esos valores y agregarlos a los que ya están.
Una obra para todos

Dirigido originalmente al cuerpo de redactores del diario, la variedad temática y la autoridad profesional con que ésta es abordada le auguran al Manual de Estilo y Etica periodística, de La Nación un destino mucho más amplio. Lectores, docentes, especialistas de la lengua castellana y estudiantes de periodismo le darán, seguramente, una cálida acogida.

En sus 320 páginas se aplica la invalorable experiencia de generaciones de periodistas, entre ellos verdaderos maestros, que cimentaron el prestigio lingüístico de La Nación .

Sobre la base de una premisa esencial -la disciplina idiomática y la creatividad no se excluyen-, la obra contiene una guía de vocablos y expresiones de utilización frecuente en el quehacer periodístico y, además, un compendio de nociones generales de sintaxis, ortografía, lexicología y morfología.

Asimismo, léxico jurídico y de informática; siglas y acrónimos; signos de corrección, puntuación y auxiliares; adjetivos numerales; correlación de modos y tiempos verbales; expresiones nacionales y extranjeras relacionadas con la prensa; sistema métrico decimal y tablas de conversión, dan vida al valioso Apéndice del Manual.

Todo este cuerpo de normas prácticas es precedido por la historia de la era de la información, la explicación de los estilos y géneros periodísticos, y por una sección dedicada al fotoperiodismo y a la infografía.

En la parte más conceptual de la obra se expone la sana doctrina periodística en materia de ética y conducta profesional. Una valiosa contribución para la mejor interpretación de sus contenidos está dada por la transcripción del Código de Conducta de The Washington Post y el Código de Prácticas de la prensa británica, dos grandes referentes de la ética profesional.

También se abordan los aspectos legales vinculados con el ejercicio de la prensa en nuestro país, además de reseñarse los antecedentes de los diarios en el mundo.

3 comentarios:

Fernando Bonatto dijo...

Si Mariano Grondona escribe sobre
ética yo puedo escribir sobre la composición de los quasars

MONA dijo...

Se están defendiendo, porque saben que si continúa el Gobierno del Pueblo van a tener dificultades. De ética no saben nada, y confunden lo que es informar, con hacer política desde el llamado el 4º poder...
Saludos

KAID dijo...

ES QUE ESTAS OPINIONES VERTIDAS POR EL PERIODISMO IN-THE-PENDIENTE, DATAN DE MAYO DE 1997.
HAN RECORRIDO UN LARGO CAMINO ESTOS MUCHACHOS...